¿CÓMO PEDIR EL PARO O POR LO MENOS INTENTARLO?

A continuación voy a hacer una descripción muy objetiva de qué hay que hacer para pedir el paro en este país. Yo lo acabo de aprender.

Primero tienes que “afiliarte”, por decirlo de alguna forma, y pedir el DOCUMENTO ACREDITATIVO DEL ALTA Y RENOVACIÓN DE DEMANDA DE EMPLEO. Osease, apuntarte al paro. La famosa Demanda de empleo que el parado tiene que renovar coda tres meses o sino vendrán unas babosas radiactivas (no, no hablo de ninguna ministra) y te comerán.

Esa renovación puedas hacerla llamando al 915804260, entrando en Madrid.org o yendo a la Oficina el mismo día. Y hablando de las Oficinas… ¿Habéis leído Momo? ¿O la película, la habéis visto? Bueno, pues las Oficinas de Empleo de la Comunidad de Madrid me recuerdan mucho a ese mundo. En él, unos seres grises, taciturnos, rancios y enormemente aburridos dirigían el cotarro. Había que tener mucho ojito con la forma en la que te dirigías a ellos porque igual la cagabas y eras nombrado persona  non grata, lo que significa que seguro, te faltaría algún documento o alguna fotocopia o alguna grapa o… vamos, igualito que en las Oficinas de Empleo.

Para pedir el paro, coges número y esperas. Las oficinas abren a las 9 pero yo sugiero que estés allí un cuarto de hora antes porque a las 9 aquello parece la salida de un colegio. Empieza a llegar gente de no sabes dónde y por supuesto, todos saben adónde tienen que ir. Con lo que puedes quedar sepultado por una avalancha de parados profesionales. (El parado profesional es una de esas entidades que merecen su propio post)

Bueno, como decía, coges número, esperas y esperas y, si has llegado pronto, en 15 minutos como mucho te toca. Cuando entras verás miles y miles de mesas con su correspondiente señor de gris frente a un ordenador (el cual tiene permanentemente prohibido usar para descargarse nada). O como en el caso de la Oficina de Majadahonda, verás unas 15 mesas, la mitad vacías. Allí tienes que mostrar tu DNI y no decir ni pío. “Ellos” lo saben todo.

Aquí he aprendido otra cosa. Esos señores, como cualquier perro molido a palos, están esperando a que los trates con un poco de cariño. En cuanto les hablas sin gruñirles y les acaricias un poco la espalda, oye, que también son personas. En serio. Conmigo hasta sonrío y todo. ¿Sabéis aquello de que se atrapan más moscas con miel que con mierda? Pues eso.

Al lío. Con ese documento que tienes que guardar como oro en paño, llamas por teléfono enseguida al 912722795 y pides cita para lo que de verdad estás gastando tantas energías: cobrar el paro. En ese teléfono no hablarás con ningún ser humano. Una máquina con muy poca sensibilidad te pedirá tu DNI y poco más y te dirá un número que tendrás que apuntar rápidamente. Te da la opción de repetirlo una vez más pero ojo, sólo una vez. Yo de ti haría la llamada sin salir de la Oficina y confirmaría con el tipo que esté allí en información que el número que te han dado es correcto. Porque yo entendí 141D y resulta que era 141B. Ya sabes, la típica confusión vocal de los robots.

Lo normal es que te den cita para el día siguiente, a una hora concreta, por ejemplo las 12:00. Esto quiere decir que si quieres, te puedes pasar por allí sobre las doce y media o una, porque lo normal es que no te toque hasta entonces. ¿Por qué? Pues porque, como ellos mismos me avisaron, la gente tarda en llegar y tienen que llamarlos más tarde. Algunos se “enrollan” más de lo habitual, algún empleado necesita un descansito… total, que si vas a tu hora llévate un libro.

Cuando por fin te atiendan ese día, otra vez no hará falta que digas ni pío. “Ellos” vuelven a saber qué es lo que quieres. En esta ocasión tendrás que llevar el DNI, el certificado de empresa (que es el papel que te dio la empresa cuando te echó del curro) y si tienes nanos, el libro de familia. Nada de fotocopias. Sólo el original. El tipo de la mesa coge todos los papeles, los mira y ya está. Ah, y un número de cuenta para que te ingresen la guita. Hablando de esto, a mí me correspondían 2 años de paro y no sé si ocurre igual en casos de menor tiempo pero el caso es que a los 6 meses de recibir la prestación, ésta disminuye un 10% hasta el final. ¿Por qué? No tengo ni idea pero esto es así por obra y gracia de “Zapatero & Rajoy”, la famosa empresa de chungos de este país.

Y eso es to, eso es to, eso es todo amigos. Espero que os haya servido de ayuda. Muy prontito escribiré otro clásico del parado “Demandar a tu ex empresa” así que ya sabéis. Estad atentos.

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: